Qué es un cactus y cuáles son sus partes

Qué es un cactus
Qué son los cactus

En términos generales, el significado de qué es un cactus está ligado a un conjunto de plantas estrechamente emparentadas, que en su gran mayoría tienen especialmente espinas con tallos carnosos, y como cualquier otras plantas también poseen hojas, flores, frutos y raíces. Varían mucho en su tamaño y formas según la especie, unos llegan a formar grandes árboles mientras que otros no pasan a medir un centímetro de diámetro y de altura.

La palabra cactus procede de la lengua latina y su raíz etimológica se encuentra en el griego káktos. Estas plantas cactáceas también reciben el nombre de cactos o cacti.

Cactus Mickey Mouse
Cactus Mickey Mouse

Todos los cactus pertenecen a la familia de las cactáceas y a su vez, las cactáceas hacen parte de las plantas suculentas o crasas. Las crasas o suculentas son plantas que en su interior almacenan agua en su tallo, sus hojas o sus raíces en forma de jugo mucilaginosos, en mayor cantidad que otras especies. Razón por la cual los cactus logran sobrevivir en zonas desérticas donde el clima es muy seco por largos períodos de tiempo.

Por lo tanto, las plantas cactus poseen la capacidad de almacenar grandes cantidades de agua. Su cuerpo está constituido casi en un 80 de humedad, suficiente como para soportar largos períodos de sequía. Entonces ya conocemos las razones de la adaptación del cactus en el desierto.

Las cactáceas

El cactus es una planta que Se han extendido por muchos lugares del mundo, proviene del continente americano repartiéndose de la siguiente manera: Al norte de Canadá, al sur del continente está en la Patagonia (Argentina), al oeste por las islas Galápagos y Ecuador y al este la tenemos en una isla llamada Fernando de Noronha, se cree que en su primer viaje de Cristóbal colón llevó los primeras cactáceas a Europa.

Una de las características principales de los cactus y con lo cual se diferencian de otras plantas suculentas, es la presencia de una areola o yema axilar donde crecen las espinas. Los cactus son muy variados, existen cerca de 200 géneros distintos con aproximadamente 2500 especies, a esto se debe su gran variedad, diversidad de tamaños y formas.

Las partes de un cactus y sus funciones

Estas plantas poseen al igual que otras especies vegetales, raíces, tallo, hojas, flores y frutos. A continuación, conoceremos las partes de una planta cactus:

La raíz

Riaz de un cactus
La raíz

Hacen parte de la raíz del cactus el cuello, la raíz principal, las raicillas o raíces secundarias y los pelos absorbentes. La raíz como tal tiene múltiples funciones entre las cuales:

  • Fija la planta al suelo donde se encuentran todas las raíces
  • Absorben la savia (agua y nutrientes) para que circulen por toda la planta
  • Finalmente el cuello que es la parte que une la planta como tal, con el suelo

El tallo

El tallo de cactus
El tallo

El tallo del cactus es suculento y principalmente de color verde, además, varía mucho en su tamaño y forma, algunos llegan hacer grandes árboles, mientras que otras, escasamente llegan a medir un centímetro de diámetro y altura. Algunos cactus se cubren de espinas para protegerse del hombre y de los animales.

La función del tallo:

-Cumple una función de soporte lo cual es de gran importancia para los cactus de gran tamaño, que pueden alcanzar varios metros de altura y un peso considerable.

-Circulan la savia (agua y nutrientes) absorbida desde la raíz, conducida a través del tallo del cactus hasta las hojas (para el caso de las cactáceas con hojas).

La hoja

Hoja del cactus
La hoja del cactus

Generalmente, las hojas en los cactus están ausentes o son como especie de pequeñas escamas. Cierto número de cactus presenta hojas como tal.

Areola o yema axilar

Areola en el cactus

Son estructuras exclusivas de los cactus y es uno de los órganos más característicos de estas plantas, las areolas se pueden ver en la superficie de los tallos en forma de pequeñas almohadillas y son elementos semejantes a las yemas existentes en los tallos de las demás dicotiledóneas. Es el lugar donde crecen las espinas, las hojas, las flores, ramas, los frutos, los pelos y los tricomas (lana, fieltro o cerdas).

Costillas y tubérculos

Costillas y tubérculos
Costillas y tubérculos

En la mayoría de los géneros el tallo presenta hendiduras longitudinales, las cuales producen la proyección de crestas llamadas costillas. Estas dan al tallo mayor dureza e impiden la flexión. En muchos tipos de cactus, las costillas a su vez, están divididas por hendiduras transversales formando bultos redondeados que sobresalen de la superficie, denominadas tubérculos o mamilas.

Espinas

Espinas de cactus
Espinas de los cactus

La imagen que siempre nos hacemos de un cactus, casi siempre se asocia a espinas. Las espinas del cactus pueden hallarse sobre el tallo o a lo largo de las hojas. Las espinas son muy variadas, existiendo especies de cactus que carecen de éstas.

Las espinas del cactus se encuentran de diferentes formas, hay espinas cilíndricas, aciculares o en forma de lengüeta. La punta de la espina puede ser aguda o casi roma, las hay con superficie lisa, rugosa, o estriada y sus colores son variables, también las hay rectilíneas o ganchudas en sus extremos.

La flor

Flor del cactus
La flor del cactus

La flor constituye el órgano reproductor de la planta y son extremadamente atractivas por su forma y colorido, incluso, algunas de las flores de los cactus logran tener un gran tamaño. Los colores que presentan las flores son muy variados, los hay desde blanco, amarillo, anaranjado, rosa, rojo, verdoso y hasta el purpura. Por lo general son hermafrodita, o sea que poseen en la misma flor un órgano masculino y uno femenino.

Fruto

Fruto del cactus
El fruto del cactus

El fruto del cactus es el órgano procedente de la flor que contiene la semilla. Cuando el fruto ha alcanzado cierta madurez, la semilla contenida en él, puede garantizar la reproducción de la especie, comenzando nuevamente el ciclo con una nueva planta de cactus.

Los cactáceas poseen una belleza exótica, especialmente sus flores y vivos colores que sumado a su fácil mantenimiento, las convierten en una excelente opción para la decoración de diferentes espacios. Los cactus son tan agradecidos que si se te olvida regalarlas, no se te van a morir.